Te encuentras Aquí
Inicio > Boletines & Prensa > El Gobierno de Guerrero declara el Clavado de La Quebrada como patromonio cultural de los guerrerenses

El Gobierno de Guerrero declara el Clavado de La Quebrada como patromonio cultural de los guerrerenses

El Gobierno de Guerrero declara el Clavado de La Quebrada como patromonio cultural de los guerrerenses

En un acto simbólico el Gobierno del estado develó la placa como patrimonio cultural de los guerrerenses al Clavado de La Quebrada, símbolo de Acapulco ante el mundo.

En el emblemático hotel Mirador de La Quebrada, el evento estuvo presidido por los secretarios de Cultura y Turismo del estado, Mauricio Leyva Castrejón y Ernesto Rodríguez Escalona, respectivamente; la presidenta de la Comisión de Cultura del Congreso del estado, la diputada Silvia Romero Suáre; el Presidente de la Asociación de Clavadistas de La Quebrada, Ismael Vázquez García; el Vicepresidente, Jorge Mónico Ramírez Vázquez y el Director de la Orquesta Filarmónica de Acapulco, Eduardo Álvarez Ortega.

“La declaratoria significa el reconocimiento de símbolos que nos fortalecen. Se trata de un compromiso del Gobierno del estado y de los tres poderes de sumar esfuerzos para proteger el patrimonio tangible e intangible, como lo es La Quebrada y el Clavado de La Quebrada, respectivamente, comentó en su oportunidad el Secretario de Cultura, Mauricio Leyva Castrejón.

Asimismo, procedió a dar lectura al decreto firmado por el Gobernador Héctor Astudillo Flores mediante el cual declara “el clavado de La Quebrada”, como patrimonio cultural intangible de los guerrerenses y que su declaración contribuirá a darlo a conocer logrando que se tome conciencia de su importancia, poniendo en manifiesto la diversidad cultural, testimonio de la creatividad humana.

Al inicio de los años treinta cuando el puerto de Acapulco aún era un lugar desconocido como atractivo turístico, cuando la zona dorada de Acapulco de la estaba desierta. Los nativos de los barrios cercanos a la quebrada, después de pescar, bucear y nadar en El canal (hoy canal de clavados con 4 metros de profundidad con marea alta), iniciaron como un reto y valentía desafiar el mar lanzándose del famoso peñasco de 35 metros de altura, al principio lo tomaban como pasatiempo en una competencia de hermandad exponiendo quien era el mejor, estas proezas llegaron a oídos de los pobladores del puerto y a los visitantes que ya nos honraban con su presencia fueron atraídos por la novedad y valor de dichos jóvenes.

Subir