III Semana Alvarista da lectura al “Manifiesto del Ciudadano Juan Álvarez a los Pueblos de Europa y América”

III Semana Alvarista da lectura al Manifiesto del Ciudadano Juan Álvarez a los Pueblos de Europa y América

Atoyac de Álvarez a 23 de enero de 2019.- Las actividades de la III Semana Alvarista, que se realiza en Atoyac de Álvarez, continúan y a cuatro días de iniciados los eventos, los atoyaquenses participan y rinden homenaje al guerrerense Juan Álvarez Hurtado.

Exposiciones, lecturas, presentaciónes de libros, proyección de documentales, conciertos y programa artístico revisten la III Semana Alvarista que se realiza en Atoyac, con el apoyo del Gobierno de Guerrero que encabeza Héctor Astudillo Flores a través de la Secretaría de Cultura Estatal a cargo de Mauricio Leyva Castrejón.

En el escenario de la Plaza Morelos, las actividades del día comenzaron con la lectura del “Manifiesto de Juan Álvarez a los mexicanos” fechado el 10 de diciembre de 1855, en el que participaron como ponentes los escritores, Octavio Augusto Navarrete Gorjón, René García Galeana, Rubén Rios Radilla y Víctor Cardona Galindo quienes en sus participaciones hablaron ampliamente de la historia de Atoyac y de la figura de Don. Juan Álvarez Hurtado.

Durante el evento el escritor René García Galeana, entregó a integrantes de la familia Pino, una copia del documento firmado por el General Juan Álvarez, en donde le confirió el cargo de Subteniente de la Tercera Compañia del Batallon de Galeana, al señor Antonio Pino, quién fuera el 5to Presidente de Atoyac de Álvarez.

Juan Álvarez Hurtado fué Presidente de México del 4 de octubre de 1855, al 8 de diciembre de 1856.

Hizo un gobierno probo y en su mandato recibió fuertes críticas de periodistas nacionales y de Europa.

Un extranjero acudió, ante el Encargado de Negocios de España, para exigir una reclamación a un México minimizado por las luchas internas.

Se advierte la caótica vida del país en esa época.

Álvarez, para refutar la nociva información, pública el Manifiesto del C. Juan Álvarez, a los pueblos cultos de Europa y América:

En el texto, defiende a la nación; invita al diálogo; se aleja de cualquier estructura bélica y sólo busca el bien de tantos que sufren sometidos por una organización que no respeta la libertad ni la vida del hombre.