Se proyecta en Acapulco el largometraje Guerrerense: Cuilli & Macuilli «Los Hijos del Jaguar»

Acapulco, Guerrero a 15 de junio de 2019.- Con el apoyo del Gobierno de Guerrero que encabeza Héctor Astudillo Flores a través de la Secretaría de Cultura a cargo de Mauricio Leyva Castrejón, se proyectó hoy sábado en el Teatro “Juan Ruiz de Alarcón», del Centro Internacional Acapulco, el largometraje Guerrerense: Cuilli & Macuilli «Los Hijos del Jaguar» así como el estreno mundial de la Suite Sinfónica «Los Hijos del Jaguar» del compositor Marcos Lifshitz e interpretada por la Orquesta Filarmónica de Acapulco bajo la dirección del Mtro. Eduardo Álvarez.

El Gobierno de Guerrero, las Secretarías de Finanzas, Cultura, Asuntos Indígenas y Afroamericanos, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia y The National Museum of Mexican Art buscan promover nuestra cultura y tradiciones con el largometraje Guerrerense: Cuilli & Macuilli «Los Hijos del Jaguar» del Director Arturo Sánchez del Villar.

Se proyectó el largometraje Cuilli & Macuilli con una duración de 87 minutos en formato de Cine Digital UHD 4K / 2:35-1 bajo la dirección del cineasta Arturo Sánchez Del Villar, quién presenta durante la trama la leyenda de Cuilli y Macuilli en 6 secuencias animadas.

Dentro de la producción del filme se contó con la participación de la Orquesta Filarmónica de Acapulco bajo la dirección del maestro Eduardo Álvarez, quiénes interpretaron la Suite Sinfónica “Los Hijos del Jaguar” escrita especialmente por Marcos Lifshitz.

El tema musical de la película da sentido tanto a la trama como al origen prehispánico de la misma, y temas como el de Chano y el Abuelo con sus respectivas variaciones, o el tema de la pelea entre Cuilli & Macuilli, cuyo derramamiento de sangre generaría lluvias y como consecuencia bonanza en el campo.

Una vez terminada la edición del filme fue necesario componer temas musicales específicos para los personajes principales y los momentos culminantes o emblemáticos del mismo, cada uno de esos temas fue creado de manera independiente buscando darle fuerza a las imágenes que apoyaban, la idea de ensamblar con ellos una sola obra para ser presentada en la sala de conciertos no es una idea nueva, ni en México ni en otras partes del mundo.